Seleccionar página

En la oportunidad, el aspirante a gobernar la provincia manifestó que lo principal a ocuparse tiene que ver con el tema del hambre porque hoy existe una pérdida del poder adquisitivo producto de las medidas del Gobierno Nacional que tienen consecuencias negativas como la escalada de los precios “que hace que les sea muy difícil vivir”. “Al asalariado no le alcanza, al precarizado muchísimo menos y ni hablar de aquellos que no tienen trabajo.
“Los puestos de trabajo que se perdieron generaron una situación bastante difícil en nuestra provincia a pesar de que el Gobernador (Sergio Casas) nunca hizo caso y fue fuerte a las presiones del Gobierno Nacional que impulsaba el déficit cero”, agregó. Seguidamente explicó que el pedido era prescindir de los gastos corrientes que no son otros sino los trabajadores públicos. “El pedido puntual –detalló- era que quedaran afuera de la administración pública provincial más de 20 mil trabajadores y él nunca se doblegó. Gracias a esto hoy tenemos una provincia más ordenada, sin déficit, con las cuentas al día y donde se procuró que las medidas nacionales infringieran el menor daño posible a nuestra provincia”.
Al ser consultado sobre las medidas que se tendrían que abordar para generar fuentes de trabajo genuinas, Quintela fue categórico al afirmar que “todas las fuentes de trabajo, incluso las del sector público, son genuinas”. Sin embargo aclaró que en provincias como La Rioja el trabajo en el sector público tiene una presencia mucho más fuerte porque existen dificultades para que vengan inversores y generen nuevas fuentes de empleo. “Esto es justo decirlo y transparentarlo ante la sociedad y es difícil puesto que si no tenemos leyes federales los inversores no vendrán acá, tenemos que generar las condiciones necesarias para que puedan competir. Como ejemplo citó replicar medidas como lo fue la Ley 22021 de Promoción Industrial, la Ley de Diferimiento Impositivo o la eliminación de algunos requisitos, la eliminación de impuestos y de tasas nacionales, provinciales y municipales.
Sobre este punto destacó que las inversiones tienen que venir primero al país para luego ver de qué manera se distribuye a toda la República Argentina por lo que se mostró confiado en el candidato a presidente, Alberto Fernández, por su claridad conceptual a la hora de hablar de que hay que ponerle plata en los bolsillos a la gente en los bolsillos para que pueda consumir, consumo que redunda en una reactivación de la economía. “Tenemos que reconstruir un país que está devastado desde el punto de vista económico y desde el punto de vista social”, aseguró.
En otro tramo de la entrevista, expresó que hoy tiene una nueva oportunidad de representar al Movimiento Nacional Justicialista en una candidatura a gobernador. Afirmó que viene a trabajar para transformar la realidad “dura” que vive esta provincia al igual que toda la Argentina. Resaltó que los enemigos a vencer son la pobreza, la marginalidad, la indigencia, el desempleo, el cierre de fábricas, el cierre de comercios, el hambre de la gente y se mostró convencido que lo hará porque “tenemos la fuerza y los equipos necesarios”.
Asimismo dijo que hay que concretar lo que el general Perón sintetizó tan bien “la felicidad de nuestro Pueblo y la grandeza de nuestra Patria”. Sostuvo que “podemos aportar muchísimo para eso” tras lo cual planteó que “en términos concretos significa trabajo, significa que no haya ciudadanos que pasen hambre y no solo eso sino que tienen que estar adecuadamente nutridos en especial los chicos y las personas mayores; también hay que proponer una suerte de emergencia laboral a los efectos de poder convocar a muchos ciudadanos y ciudadanas a que se incorporen al mercado laboral en el sector privado con una fuerte presencia del Estado y a través de distintos programas como mi Primer Empleo, la capacitación en oficios, entre otros”.
También habló sobre turismo que “ocupa algo fundamental”. Indicó que el tanto el Valle del Bermejo y el norte con Castro Barros, Arauco, San Blas de los Sauces, Famatina “deben ser circuitos turísticos que hay que potenciar a nivel importante para permitir la generación de oportunidades laborales porque todos sabemos que el turismo es la industria sin chimenea, la que no contamina y deja muchas divisas”.
Otro punto que mencionó fue del tema habitacional que “es una política peronista que debemos profundizar. Las familias no pueden vivir en un rancho”, tras lo cual informó que son más de nueve mil familias que están inscriptas en la Administración Provincial de Viviendas pero que muchas más las que necesitan una casa. Asimismo resaltó que tiene que haber un trabajo conjunto entre los municipios y la provincia “para que las viviendas se entreguen como corresponde por eso también articularemos las acciones con Infraestructura, con Tierras y Hábitat y con el Ministerio de Desarrollo Social”.
Destacó: “Todo esto no se puede llevar adelante sin los intendentes porque si tenemos todos los Departamentos en las mejores condiciones no solo en cuestiones municipales sino en temas provinciales como la salud, la educación, seguridad, lo referente al trabajo, los sectores agropecuarios, industrial y comercial todos andaremos bien. La provincia indefectiblemente se asienta en los departamentos para su crecimiento”.
Finalmente, Quintela enfatizó que “la gobernación más que un sueño es una gran responsabilidad que me puse como objetivo en mi vida política”.